El también conocido como “muñeco de los propósitos”, llega a nuestro blog para que conozcas más sobre los amuletos del Japón. Si tienes un deseo o quieres cumplir algún propósito seguro esta nota te interesará, conoce a Daruma.

El daruma es una figura japonesa que no tiene brazos ni piernas y tiene dos espacios blancos en el área ocular, representa a Bodhidharma fundador y patriarca del budismo zen.

Normalmente los japoneses regalan muñecos daruma para ofrecerle la oportunidad a alguien de conseguir o cumplir un propósito, también funciona como auto-regalo, y motiva a cumplir objetivos y propósitos que nos gustaría realizar.

La filosofía detrás del daruma es que el éxito llega siempre que se fija un objetivo y se tiene la determinación y perseverancia para lograrlo.

Una vez decidido nuestro propósito, se debe pintar uno de los ojos y trabajar duro para conseguirlo, porque como hemos comentado, el daruma motiva y ayuda a conseguir nuestro objetivo, pero naturalmente tenemos que poner de nuestra parte para ello.

Cuando el propósito se ha cumplido, se debe pintar el otro ojo al daruma en señal de agradecimiento.

Los darumas están hechos de papel maché con forma redondeada, se diseñan así para nunca caerse, de manera que siempre recupera su posición original. Esto simboliza la perseverancia y el esfuerzo al cumplir con el objetivo.

Otra característica de los muñecos daruma es el pelo facial. Las cejas tienen forma de grulla mientras que el pelo de las mejillas se asemeja a un caparazón de tortuga. Ambos animales son símbolos de la longevidad en Japón, por lo que el vello facial simboliza la longevidad a la hora de alcanzar nuestro objetivo.

Finalmente, y aunque no se sabe del todo, el tradicional color rojo del daruma probablemente sea reflejo de las ropas que llevaba el monje Bodhidharma durante su meditación. Hoy en día el rojo ha evolucionado hasta convertirse, según las creencias en el color que previene las enfermedades y si la salud es óptima, será más fácil cumplir con el objetivo.

Quédate en nuestro blog Makoto y entérate de más curiosidades de la cultura japonesa.

Reserva tu lugar en Makoto Polanco.