Como ya lo hemos mencionado en posts anteriores, la cultura japonesa sigue como uno de sus principales ejes la conexión con la naturaleza. La poesía Haiku es un claro ejemplo de ello, aquí te presentamos lo que debes saber de esta corriente literaria.

La poesía Haikú es, en esencia, un poema corto de diecisiete silabas, distribuidas en tres versos. La temática de esta corriente se basa en el asombro y la emoción que produce en el poeta contemplar la naturaleza, siempre haciendo referencia a alguna estación del año mediante el uso de un “Kigo”, palabra que evoca a las estaciones. La emoción que se puede percibir al realizar una composición de este tipo siempre tiene que estar relacionada con la nostalgia, humor y en ocasiones la religión.

El haikú se fue formando a lo largo del tiempo hasta llegar a ser una escuela, con el poeta Matsuo Bashō en el siglo XVII. Además, remonta su origen hasta el tiempo antiguo, cuando sólo eran baladas y danzas que se componían entre las comunidades sin tener alguna regla establecida.

En el Japón, la poesía haikú sigue siendo un género muy popular, incluso cada día en los periódicos de circulación nacional le dedican un artículo y al final de la semana, en domingo, se publican los mejores Haikú del país.

Aquí te presentamos tres ejemplos del Haikú, autoría de Matsuo Bashō.

 1.- Sobre la rama seca

un cuervo se ha posado;

tarde de otoño.

2.- Este camino

nadie ya lo recorre,

salvo el crepúsculo.

3.- Es primavera:

la colina sin nombre

entre la niebla.

Conoce más de la cultura japonesa y enciéndete con los sabores del Nuevo Makoto en Polanco, no te pierdas nuestros post y mantente al día con todo lo que debes saber de la cultura japonesa.