Las bolas temari o pelotas temari son un juguete común en Japón que también son consideradas obras de arte por su proceso de elaboración, quédate y descubre todo sobre este peculiar juguete.

La historia de estas pelotas hechas de hilos de colores se remonta al año 644 d.C. en la corte imperial , donde en ocasiones se practicaba un juego de malabares realizado con estas pelotas, alcanzó su popularidad de mediados del siglo V hasta el siglo XIV. En esa época, las bolas tenían una forma menos uniforme, se rellenaban con pelo de caballo y había algunas hechas de cuero.

Este juego se realizaba con 4 u 8 jugadores, dentro de un circulo, uno de ellos lanzaba con su pie la bola al aire, bien alto, aunque siempre manteniéndose dentro del círculo y seguía dándole a la bola evitando que se cayera al suelo. Existían unos 70 tipos de lanzamientos distintos, aunque la puntuación de juego no tenía demasiada importancia: era más un juego social, para mostrar las habilidades propias, que una competición.

Con el paso del tiempo, a principios del siglo XVII, las mujeres de la corte imperial organizaban competencias para decidir qué bola era la más trabajada, la más opulenta, la más llamativa o la de colores más bonitos y es que su realización es completamente artesanal, a mano y creativa.

También se acostumbra regalarlas a los niños en la última noche del año, y son realizadas por madres y abuelas.

Hoy en día, las pelotas temari, se realizan con llamativos diseños geométricos, y casi no se utilizan para jugar, son más bien piezas de artesanías.

Si quieres degustar un exquisito platillo de comida Japonesa, no dudes en reservar tu lugar en Makoto Polanco y vive la experiencia Makoto.